Siglo de Hierro
El final de un Imperio

Paz de Ryswick

Paz de Ryswick

A pesar de sus victorias, Luis XIV no deseaba continuar la guerra. Louvois había muerto y Francia no tenía dinero. El ejército francés se había apoderado de tantas fortalezas que una tercera parte de los soldados estaba inmovilizada en las guarniciones.

Luis XIV se resolvió a pedir la paz, primeramente al duque de Saboya, cuyos Estados ocupaba. Le devolvió todo lo que había tomado y aun añadió Piguerol, la última plaza que Francia había conservado en Italia, e hizo el casamiento de la hija del duque con su nieto (1696). Ofreció luego a Inglaterra abandonar a Jacobo II, al cual había sostenido hasta entonces.

Se reunió un Congreso en Holanda, en el castillo de Ryswick, cerca de La Haya, y se hizo la paz. Luis XIV trató como si le hubieran vencido. Devolvió todos los territorios que había ocupado desde la paz de Nimega, excepto Estrasburgo, y reconoció a Guillermo rey de Inglaterra (1697). Por vez primera la coalición le obligaba a retroceder.

Ninguna respuesta to “Paz de Ryswick”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: