Siglo de Hierro
El final de un Imperio

Juan Tomás de Rocaberti (1677-1699)

JUAN TOMÁS DE ROCABERTI (1677-1699)

Juan Tomás de Rocabertí nació en Perelada (Gerona) el 4 de marzo de 1627. De la noble familia de los Rocaberti, inició su formación humanista en el seno de su propio hogar.

Hecho prisionero en 1640 por los franceses, con motivo de la guerra de éstos con Cataluña, continuó sus estudios en el cautiverio (1642-1645).

Libre ya, renunció a la carrera militar ingresando en la orden dominica, en el convento de Gerona, el 16 de noviembre de 1646, donde profesó el 17 de noviembre del año siguiente.

Cursó los estudios eclesiásticos en Tortosa (1647), en Mallorca (1648-1650) y en Alcalá (1650).

        En 1653 se graduó en artes y teología en la Universidad de Valencia. El 25 de agosto del mismo año fue nombrado profesor de filosofía de dicha Universidad; en 1662, catedrático de teología y, en el mismo año, el general de la Orden le honró con el titulo de maestro en teología.

        En 1660 fue nombrado prior del convento de Tarragona; en 1663 vicario general de la Orden en Mallorca; en el Capítulo Provincial de Barcelona de 1665 fue elegido provincial de Aragón (1665-1669). El 24 de mayo de 1670 el Capítulo General de Roma lo nombró maestro general de la Orden. En su cargo puso empeño en la observancia regular, en la oración y en el estudio en la vida de la Orden.

        Propuesto por el rey Carlos II, el papa Inocencio XI, el 8 de febrero de 1677, lo nombré arzobispo de Valencia.

        Recibió la consagración episcopal en la iglesia de Santa Maria sopra Minerva de Roma.

        Tomó posesión de la sede episcopal por medio de su procurador, Francisco Fenollet, deán de la Catedral de Valencia, el 29 de junio de 1677. Hizo su entrada solemne en la Ciudad el 9 de octubre del mismo año.

        Fue nombrado por el rey Carlos II virrey y capitán general de Valencia el 29 de abril de 1678. Cesó al año siguiente, siendo nombrado por segunda vez en 1683.

        Como padre y pastor, preocupado por atender las necesidades de sus diocesanos, convocó y celebró Sínodo Diocesano el 22 de junio de 1787, dictando 24 títulos ordenados a la mejor administración de las temporalidades eclesiásticas y al exacto cumplimiento de los decretos tridentinos referentes a la fe y costumbres.

        En 1683 el arzobispo Rocahertí construyó el Colegio de San Pío V, para los clérigos regulares menores, confiándoles la tarea de preparar en este centro a los aspirantes a recibir las Órdenes Sagradas.

        Durante su pontificado se establecieron en Valencia las XL Horas o "laus perennis", indulgenciadas por Inocencio XI en 1697, a imitación de las que concediera el Papa Clemente VIII en Roma en 1592.

        Envió informes del estado de la Diócesis a Roma, con motivo de la visita "ad limina" en 1683, 1689, 1694  y  1699.

        En 1681 fue beatificado por el papa Inocencio Xl el arzobispo de Valencia Juan de Ribera.

        El rey Carlos II lo nombró Inquisidor General el 3 de marzo de 1695. Murió en Madrid, a los 75 años de edad, el 13 de junio de 1699. Se le enterró en el convento de Santo Domingo el Real, en la capital de España.

Ninguna respuesta to “Juan Tomás de Rocaberti (1677-1699)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: