Siglo de Hierro
El final de un Imperio

1700. España, partida en dos

1700. España, partida en dos

La muerte sin herederos de Carlos II lanzó a España a una guerra que fue a la vez civil e internacional. Nuevos análisis subrayan que, además de la cuestión dinástica, se enfrentaban dos modelos de convivencia y dos diseños de organización estatal que volverían a aflorar en el siglo XIX.

La generación de 1698, la generación que vivió la agonía del siglo XVII, en la larga serie de noventayochos que han jalonado nuestra historia, fue quizás la más triste de todas las generaciones finiseculares. La de 1598, la de Cervantes, había estado marcada por el miedo al ridículo, tras tanto sueño imperial. La de 1798, la de Antonio de Capmany, por el miedo a la revolución. La generación de 1898, la etiquetada por Azorín, la clásica, estuvo presidida por el miedo a asumir la soledad, la mediocridad, el aislamiento de España frente al espejo europeo. Miedos, inquietudes, angustias de finales de siglo, pero ninguno posiblemente tan patético como aquel 1698, marcado por el temor al futuro en plena agonía de una dinastía, la de los Austrias, que había conquistado un Imperio en el que no se ponía el sol y que se encontraba ante un horizonte en el que todo era sombra, porque la monarquía española se había convertido en una caricatura de lo que fue.

En 1697 había sido invadida Cataluña por los franceses que, tras un terrible sitio de Barcelona, la ocuparon durante seis meses. El fantasma de la amenaza del despedazamiento no ya del Imperio sino de la propia España fue obsesivo en el marco del problema sucesorio: la incapacidad de Carlos II para reproducirse. Entre las dos opciones, la austracista (el archiduque Carlos) y la borbónica (Felipe de Anjou), se postuló la alternativa de José Fernando de Baviera, que evitaba la confrontación bélica, pero con el coste de la repartición territorial fijada en el tratado de octubre de 1698, por el que Francia se quedaba Nápoles, Sicilia y Guipúzcoa y Austria se hacía con Milán, mientras que el candidato de Baviera sería el rey de España, con Flandes y América. Pero el candidato alternativo que podía evitar la guerra murió. Y España siguió siendo un oscuro objeto de deseo.

En marzo de 1700, ya con la opción Austria-Borbón, se planteaba un nuevo reparto propuesto por los austracistas. El archiduque Carlos se quedaba con la monarquía española, América y Flandes y Francia recibía Nápoles y Sicilia, mientras que el duque de Lorena absorbía Milán. Pero, en octubre de 1700, la capacidad diplomática de Luis XIV se impuso. No habría repartición, porque no hubo consenso respecto a quién sería el sucesor de Carlos II, sino guerra, aunque el fantasma de la repartición siguió flotando a lo largo de la misma (1702-03, 1706, 1709) e incluso después. O repartición o guerra. Penosa alternativa para los españoles de aquel tiempo.

Cuatro especialistas estudian en este número el modelo austracista y el modelo borbónico de gobierno enfrentados, hacen la crónica de la larga Guerra de Sucesión y evalúan los efectos de la posguerra. Ricardo García Cárcel, catedrático de Historia Moderna de la Universidad Autónoma de Barcelona, analiza estas dos maneras de entender España y explica el proyecto austracista. Virginia León Sanz, profesora titular de Historia Moderna de la Universidad Complutense, cuenta los aires nuevos impulsados por Felipe V y las esperanzas depositadas en Felipe V. Rosa María Alabrús, profesora de Historia Moderna de la UNED, Barcelona, explica la doble vertiente del conflicto internacional, que al mismo tiempo fue una guerra civil. Y Enrique Jiménez López, catedrático de Historia Moderna de la Universidad de Murcia, recuerda la difícil posguerra y la fuerte represión.

Ninguna respuesta to “1700. España, partida en dos”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: