Siglo de Hierro
El final de un Imperio

Origen de los Tercios (1532-1702)

Origen de los Tercios

(1532-1702) 

Al intentar explicar el significado de la palabra Tercio siempre se choca con la imposibilidad de demostrar las distintas teorías formuladas por los investigadores, tratadistas militares, lingüistas, historiadores etc. por lo que nos hemos decido por, simplemente, enumerar las distintas teorías formuladas a lo largo de los siglos y dejar al gusto del lector su propio posicionamiento.

Decía Scarión de Pavía " En español llámase Tercio; en italiano y francés, Coronelía, y los tudescos y valones le llaman Regimiento".

Ya tenemos referencias a la palabra Tercio al final de la Reconquista española como nos relata en el año 1592 Villalobos " El Tercio Viejo que levantó don Fernando para tomar Granada….. ".

El tratadista militar Marcos de Isaba, si bien no nos pone sobre la pista del origen de la palabra, en su texto Cuerpo enfermo de la Milicia española consigna que " El Tercio era un número variable de más o menos compañías de infantería, siendo cada uno de ellos de 4.000 soldados y de 3.000 en los pertenecientes a la Armada ".

El historiador Justo Lipsio, en la primera edición del Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua del año 1726, apenas 25 años después de la desaparición definitiva de los Tercios afirma " que en el libro IV de la Historia de Tácito dice que la tercia Legión romana fue la que quedó en España….. " por lo que en recuerdo a tales circunstancias se dio el nombre de Tercio a las tropas españolas a las que nos estamos refiriendo.

Vallecillo, autor de los Comentarios a las Ordenanzas, en su tomo I nos dice " … no creo fácil definir las voces de Tercio y Regimiento sin antes no dar una razón histórica. Cuando a finales del siglo XV y principios del XVI, comenzaron a constituirse en cada nación los ejércitos permanentes, sobre bases generales y determinadas, cada país con arreglo a su mentalidad y buen criterio fue dando forma orgánica a sus distintas tropas, si bien en todos ellos se tuvieron muy presentes los magníficos principios constitutivos de la Milicia romana. Aunque por esta razón los nuevos cuerpos de tropas se asemejaban mucho en los puntos principales de su Ordenanza, no sucedía lo mismo en cuanto a los accesorios y mucho menos en cuanto a los nombres, porque en esto hubo poca conformidad. Los alemanes, italianos y suizos, se inclinaron hacia la formación de Regimientos; los españoles articularon a su Infantería en Tercios y los franceses organizaron Legiones, si bien más tarde aceptaron el nombre de Tercio… "

El ilustre tratadista militar del siglo XVI, Don Sancho de Londoño, afín al Duque de Alba, Maestre de Campo y organizador de uno de aquellos Tercios, al escribir al citado Duque un informe versado en la forma de reducir la disciplina a mejor y antiguo estado nos dice lo siguiente. " Los Tercios, aunque fueron instituidos a imitación de las legiones romanas, en pocas cosas se les puede comparar con ellas, ya que el número es la mitad, aunque antiguamente eran de tres mil soldados, por lo que se llamaban Tercios y no Legiones, ya se dice ahora así. aunque no tengan más de mil hombres…. "

Según este tratadista los Tercios toman el nombre del número como múltiplo y no como fracción, en clara referencia al número de hombres que los componían, a lo que Almirante pone objeciones al considerar imposible llamar Tercio a todo un compuesto de tres.

Como no tener en cuenta las conclusiones del, quizás el más acreditado tratadista militar español que no es otro que D. Serafín María de Sotto, Conde de Clonard, que si bien no esclarece el verdadero origen de la denominación de la palabra Tercio, aporta una cantidad ingente de datos relativos a su organización, efectivos, haberes… etc. en su Historia de las Armas de Infantería y Caballería.

Según el Conde de Clonard la Infantería española sufre una profunda reforma en 1534. La unidad máxima de nuestra Milicia hasta los primeros años de los Reyes Católicos era

La Compañía, mas tarde se constituyó La Coronelía y finalmente se produjeron los cambios más ventajosos con los Tercios de Infantería.

Nos dice el ilustre tratadista militar Almirante en su famoso Diccionario Militar del año 1869, que si bien está perfectamente documentado el final de los tercios en el año 1702, por contra existe una gran incertidumbre sobre el origen concreto y veraz de la denominación.

Posteriormente el General Sánchez Osorio en sus Consideraciones sobre táctica, al referirse a los Tercios, tan solamente nos dice " … en 1536 se arregló la Infantería en Tercios, cada uno de tres Coronelías y en total era compuesto de diez Compañías …. ".

Escritores más modernos y que posiblemente sean los responsables del relanzamiento de las lecturas sobre tan formidables unidades de Infantería, tampoco se sienten capaces de dar solución a tan controvertido origen, nos referimos a Joaquín de Sotto y Montes, en su libro " Los grandes Tercios viejos de la infantería española ", René Quatrefages en su libro " Los Tercios 1567-1577", Gooffrey Parker en su libro " El Ejército de Flandes y el Camino Español ", Julio Albi de la Cuesta en su libro " De Pavía a Rocroi, los Tercios de Infantería española en los siglos XVI y XVII ".

Finalmente expresar la opinión de Daniel Serradilla Ballinas que nos dice el capítulo X del libro La Infantería en torno al siglo de oro " Las Unidades " lo siguiente:

" Es muy posible que, pese a todo, obedeciese a la razón sencilla e intuitiva que constituían la tercera parte de un todo, el cual muy bien pudiera ser la Coronelía de los reyes Católicos antecesor cronológico del Tercio y que teniendo 2o Compañías a 500 hombres cada una, contaban con 10.000 hombres, de los cuales eran aproximadamente su tercera parte de los 3.000 que venía a tener un Tercio de tipo medio. El inmediato reparo que surge al observar que posteriormente los Tercios se dividían en tres Coronelías de unos mil hombres cada una, se resuelve conociendo que históricamente en las reorganizaciones militares los nombres de las unidades se barajan con entera libertad para asumir la representación de Unidades superiores o inferiores. La Coronelía de los Reyes Católicos fue la unidad máxima y en cambio la de Felipe II pasó a ser intermedia entre Tercio y Compañía. La división en tercios de picas, escusados y ballesteros y espingarderos, parecía haber sido el origen de esta palabra. Pero aunque se quiere vislumbrar en la triple división o separación que de toda la infantería se hizo, el origen de los Tercios, es tan poca la luz que arroja, que no se puede percibir bien si de cada una de estas tres tercias partes se formaron varios cuerpos de tropas; si de cada una se formó uno solo, naciendo así la voz tercio, o si estas tres tercias partes o tercios serían los que llevó el Gran Capitán a la conquista de Nápoles y fueron luego conocidas con el nombre de Tercios Viejos de Italia".

En resumen, como se podrá apreciar la procedencia de la palabra Tercio, no esta del todo clara, pero en lo que no existe ningún tipo de oscuridad, es que tal organización de la Infantería española, fue sombrosa y que estuvo al servicio de los Austrias por más de un siglo y medio, dando gloria imperecedera a nuestra Infantería.

Ninguna respuesta to “Origen de los Tercios (1532-1702)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s