Siglo de Hierro
El final de un Imperio

El mueble en la ÉPOCA DE CARLOS II (1661-1700)

LA ÉPOCA DE CARLOS II (1661-1700)
Al referirnos a la época de Carlos II, no nos queda mas remedio que referirnos al monarca. Debil, enfermizo, con poca inteligencia, no es el mejor conductor de los restos de un imperio glorioso.
España se hunde a favor de Francia, Carlos II recibe el apodo de el hechizado…sus ultimos años se veran conflictivos por la polemica sucesoria, se acaba la saga de los Austrias y su sucesor sera Felipe de Anjou, nieto de Luis XIV, el primer borbón español.
 
Coincidiendo con el reinado de Carlos II se difunde por toda Europa un estilo Barroco de influencia francesa, cuyo origén es el propio Versalles.Toda Europa se ve influida por la moda de la corte del rey sol, España no queda ajena a esta nueva tendencia, pero tiene sus peculiaridades por causa de la aficción por lo italiano, no se produce una incidencia directa del estilo Luis XIV en el Barroco español, en lo que al mobiliario se refiere.
Nuestros muebles se desarrollan por caminos personales, se siguen combinando las influencias italianas y flamencas (Napoles y Amberes) en lo referente a la ebanisteria, con un estilo decididamente hispano.
 
En este estilo la decoracion adquiere formas pretuberantes y movidas, apreciandose sobre todo la profundidad y el clarooscuro. Los muebles de talla con motivós vegetales estan esculpidos en altorelieve, estucados y estofados o dorados.

Los escritorios son cada vez de mayor tamaño y decorados con materiales de precio elevado. Los de ebanisteria, casi siempre sin tapa frontal para aumentar la decoración de sus gavetas. Abundan los chapeados de concha de tortuga con guarniciones de bronce, siguiendo modelos flamencos de importación. En ocasiones se realizan pequeñas escenas con figuras de cera coloreada, colocadas en los frentes de las puertas y gavetas.

 
Existen una magnifica pareja de escritorios conservados en la iglesia de San Eutropio de El Espinar (Segovia) realizados por Eugenio Gutierrez de torices. Los bufetes ven curvarse sus patas, difundiendose la llamada "pata de lira".
En las sillas los brazos tienden a ensancharse, el respaldo crece ne altura y puede aparecer un capote tallado con remate. Los asientos estan revestidos con tejidos ricos o en cuero. Las patas algunas veces son torneadas de tipo salomonico o recortados en forma de lira, adaptandose a juego con las mesas.
Las camas con dosel, estan inspiradas en modelos cortesanos italianos; las columnas salomónicas se apoyan sobre alptos plintos y están interrumpidas por fajas doradas.
Parrafo
EL MUEBLE COLONIAL ESPAÑOL

Durante la primera mitad del siglo XVI, los españoles que llegaban a las recien fundadas colonia, llevaban consigo el mobiliario y las técnicas que por entonces se utilizaban en Españ, sillas de cadera, fraileros, arquillas de taracea, escritorios,camas de cordeles, mesas de campaña,marcos, baules,arcas forradas de cuero,que las prtegian durante el viaje.

Pronto se apreciaron las magnificas materias primas americanas y los primeros carpinteros y laceros que desde la peninsula habian ido, enseñarón las tecnicas a los indigenas, quienes a su vez aportarón sus conocimientos en el tratamiento de las maderas locales, y sus modos decorativos que enriquecierón y modificaron el mueble, creando bellas obras que volcieron a Españ como objetos de lujo.

EL MUEBLE EN EL VIRREINATO DE LA NUEVA ESPAÑA

La presencia de artesanos europeos en México debió de ser abundante; el mayor numero de carpinteros desde 1580 a 1650 corresponde a los sevillanos, gallegos, flamencos, portugueses y en menor número de otras regiones. En la fabricación del mobiliario mexicano interviene decisivamente su situación puente en el trafico marítimo entre Europa y el Extremo Oriente.
La región de Michoacán se convirtió en importante centro comercial, Patzcaro era la sede de la Real Aduana, donde se revisaban los cargamentos. Son relativamente pocos los muebles que se importan, siendo muy apreciadas las lacas chinas, las porcelanas, la filigrana y el cobre esmaltado de Cantón, que se hacían sobre estructuras europeas, conservándose entre otros el pulpito de San Miguel en Tlaxcala, hecho con un biombo japonés del siglo XVI en laca dorada y policromada y las rejas de la catedral de México, hechas en Macao por artesanos japoneses según diseño mexicano.
Las “lacas de la china” tuvieron gran acogida en Patzcuaro, creándose en toda la region de Nichoacán una artesanía floreciente, ayudados por el conocimiento de los indígenas, pues está demostrado que la laca ocupaba un lugar importante en el México precolombino.
Hacen excelentes escritorios, cajas, baúles y cestones, bateas, jicaras y bufetes con otras muchas curiosidades.

Contrariamente a la afirmación de algunos historiadores, la técnica de la laca o maque es oriunda de México, independientemente de la tradición del lejano oriente. Consiste en la aplicación de capas sucesivas de una substancia grasosa y de una mezcla de polvos calcáreos y colorantes, que pueden ser naturales o sintéticos. Cada capa es inmediatamente pulida, para sacarle brillo. Se forma así una superficie tersa de color, integrada completamente a la base, generalmente un bule o un objeto de madera. Las substancias grasosas son el aje, extraído de un insecto y el aceite de chía, que es una planta; ambos son nativos del suelo americano y se han usado desde tiempos prehispánicos. Recientemente se usa también aceite de linaza, de calidad inferior y a veces el maque es substituido por laca automotriz.

Junto con el maque, la técnica decorativa más importante de México colonial, fue la aplicación de placas de carey en la región de Puebla. Muy arraigada estuvo la industria de los cordobanes, fabricándose en Campeche arcones encorados, sillones de cadera y fraileros, retablos de altar y púlpitos. Mexicanas son, las maletas llamadas almofres, de caña de maíz forradas en cuero rojo y bordados con hilo de magúey.

EL MUEBLE EN EL VIRREINATO DEL PERU

Si en México fue decisiva para el desarrollo del mueble la influencia oriental, en Sudamérica la materia es la madera. Ejemplos como las balconadas de madera, techumbres y puertas de palacios, catedrales e iglesias, interpretadas de las andaluzas y canarias, hechas con maderamen de aquel continente y con la artesanía de la talla indígena.
Durante los siglos XVI y XVII se fabricaron mesas, sillones y armarios totalmente cubiertos de finas tallas a bisel con temas florales estilizados, jarros con plantas, águilas bicéfalas y animalillos de clara tradición local, siendo su máximo exponente la zona de Cuzco.
En segundo lugar el tipo de muebles más importante lo constituyen los enconchados.

El enconchado es un mueble achaflanado, especie de papelera de dos o tres cuerpos con cajones y una hornacina en el centro con imagen de algún santo, recubierto de filetes de nacár y adornos de plata que generalmente descansa sobre un mesa del mismo estilo.
Común a toda Sudamérica son las camas de jacarandá de balaustres torneados y de amplias cabeceras rematadas en penachos y escudos que conviven con los catres de Perú, tallados en cocobolo dorado con columnas salomónicas, talladas a bisel con motivos florales, y figuras indígenas y con las cajas, camas sobre dos o tres pares de patas de tijera, a veces desarmados con sus largueros articulados.
El escritorio español recibe diversos nombres, cómodas papeleras en el Alto Perú, cajuela en Chile, en la región de Bolivia se llama bargueño mestizo a aquel que se aplica la decoración indígena con las formas europeas. Son generalmente pequeños, sin puertas. Ya en el siglo XVIII se popularizaron los bargueños misionales conocidos como “cajón grande de gavetas”.
Para ellos se utilizaba el cedro blanco y el colorado o caoba para la marquetería o el jacarandá con incrustaciones de madreperla, típica labor de las misiones jesuitas de Mojos y Chiquitos.
El gusto por la policromía y el dorado favorece el desarrollo de una serie de bargueños con paisajes, temas de caza o esgrafiados de flores y hojas con figuras frontales con intensos colores, también adquiere importancia la espejería de origen cuzqueño.
Al tratar de la decoración y construcción del mobiliario español de finales del siglo XVI y XVII se ha hecho ya referencia a la importación masiva de maderas americanas a través de Sevilla. Importantes puertos importadores fueron Santander, Lisboa, La Coruña, Ferrol y Cádiz.

Una respuesta to “El mueble en la ÉPOCA DE CARLOS II (1661-1700)”

  1. Tengo un Arcon Baul creo que es del S XVII a donde le mando fotos para que me orienten


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: