Siglo de Hierro
El final de un Imperio

Guerras con Francia

Francia acometió una serie de guerras en el exterior que acabaron por enemistarlo con casi todas las potencias europeas.

  • Se preocupó de asegurar el control del Noreste de Francia con la Guerra de la Devolución y la Guerra de Holanda.
  • Luego, por la Paz de Nimega, consiguió Lorena y el Franco Condado (1678-1679).
  • En 1681 se anexionó Estrasburgo.
  • En abierta oposición a la alianza liderada por Guillermo III de Orange, endureció su política.
  • La Liga de Augsburgo se formó en 1686 y declaró la guerra a Francia. Aislado, su poder se debilitó.
  • A partir de 1692 intentó algunos acuerdos de paz pero estos no se lograron hasta 1697 con el Tratado de Ryswick.

    Aunque Francia no perdió totalmente la guerra, quedó en un severo estado de crisis económica y social teniendo que enfrentarse a una oleada contra el acabado absolutismo que representaba el monarca.

  • En 1701, sin embargo, se embarcó nuevamente en otra guerra, la de sucesión del trono español, con la que aseguró a su nieto Felipe de Anjou, el trono de España. Su reinado fue largo y glorioso para Francia, coincidió con el más alto esplendor de las letras y las artes francesas por lo cual se nombra este período como Siglo de Luis XIV.

    Franco Condado.
    Región histórica de Francia, al Este del país. Da nombre a una región económico-administrativa en la que se engloban los departamentos de Doubs, Jura, Haute-Saône y el territorio de Belfort; 16.189 km2, 1.097.100 hab. Cap. Besançon.

    • HISTORIA.
    Fue ocupado por los burgundios en el siglo V y anexionado al reino franco por los descendientes de Clodoveo. Desde 1361 formó parte del ducado de Borgoña y en 1366 apareció por primera vez el nombre de Franco Condado.

  • A partir de 1556 se integró en la monarquía española de Felipe II.
  • Fue recuperado por Francia durante la guerra de Devolución, en una rápida campaña de Luis II, Príncipe de Condé (febrero de 1668),
  • pero volvió a poder de España el mismo año por la Paz de Aquisgrán.
  • Tras la guerra de los Países Bajos, España se vio obligada a firmar la Paz de Nimega (1678), en la que perdía el Franco Condado.

1667-1668 Guerra de la Devolución

Sostenida por Luis XIV de Francia contra Carlos II de España con la finalidad de hacer valer los derechos de su esposa, María Teresa, hija de Felipe IV de España, sobre Países Bajos (1667-1678).

Rápidamente, el Vizconde de Turenne o Turena (Enrique de La Tour D’Auvergne) ocupó Flandes en 1668, mientras que Luis II, Príncipe de Condé hacía lo mismo con el Franco Condado (1668).

No obstante, el rey francés, ante la amenaza de la Triple Alianza (Inglaterra, Holanda, Suecia), aceptó el Tratado de Aquisgrán (1668).

España recuperó el Franco Condado pero Francia retuvo once plazas en el Flandes meridional asegurando con ello sus fronteras del Norte.

1668 Triple Alianza

Liga formada en 1668 en La Haya, Holanda por Gran Bretaña, las Provincias Unidas y Suecia para limitar las conquistas de Luis XIV de Francia durante la Guerra de Devolución.


1668-1748 Paz de Aquisgrán

Tratado establecido en Breda y ratificado en Aquisgrán por Francia, Gran Bretaña y Provincias Unidas.

Por él se ponía fin a la guerra de Sucesión de Austria (1748), se establecía la devolución de las conquistas hechas en el transcurso de la guerra y se concertaba la cesión de Parma, Plasencia y Guastalla al infante español Felipe; los ducados de Lorena y Var pasaban a Francia y se mantenía la unidad de los Estados de la casa de Austria.

España y Gran Bretaña firmaron un tratado adicional (1749) en virtud del cual se prorrogaba por 4 años la concesión de asiento a la Compañía del Sur.

1672-1679 Guerra de Holanda.

Conflicto franco holandés (1672-1679). Empezó cuando el rey de Francia Luis XIV invadió Holanda en 1672 y ocupó Utrecht. Para detener la ofensiva gala, los holandeses inundaron su país.

El almirante Ruyter derrotó a la flota británica aliada de Francia (1672), se eligió a Guillermo de Orange (partidario de la guerra) estatúder y se formó una coalición anti francesa con España, con el emperador alemán Leopoldo (1673) y con Dinamarca (1674).

Aunque Inglaterra se separó de la lucha (1674), Francia ocupó Gante e Ypres (1678) y se llegó a la Paz de Nimega (1678), por la que España y el Imperio cedían territorios a Francia, mientras Holanda conservaba su integridad territorial y conseguía la derogación del arancel proteccionista de 1667.

1678 Paz de Nimega

Fue el resultado de una serie de acuerdos firmados entre 1678-1679 mediante los cuales España cedió a Francia el Franco Condado y catorce plazas fronterizas de los Países Bajos.

1686-1697 Liga de Augsburgo

Fue una coalición formada por las potencias europeas contra Francia entre 1686 y 1697. Era una alianza defensiva que se convirtió en ofensiva tras la invasión del Palatinado por Francia y la elección de Guillermo de Orange como rey de Inglaterra.

Palatinado, (Pfalz en alemán).
Región de Alemania occidental (Renania-Palatinado) situada a la orilla izquierda del Rin.

1697 Tratados de Ryswick

Fueron un conjunto de acuerdos firmados en la ciudad del mismo nombre, cerca de La Haya, Holanda, entre los representantes de Francia, Holanda, España e Inglaterra en septiembre-octubre de 1697, mediante los cuales se negoció el fin de la Liga de Augsburgo, estipulándose, entre otras cosas, el reconocimiento de Guillermo III como rey de Inglaterra, la modificación de las tarifas aduaneras francesas a favor de Holanda, la entrega a España de Luxemburgo y de los otros territorios perdidos desde los Tratados de Nimega, así como la devolución al emperador de todas las conquistas hechas en los países renanos.

La paz, aunque permitió a Luis XIV conservar la mayor parte de sus conquistas, fue un reconocimiento de la imposibilidad de Francia para establecer su hegemonía sobre el resto de Europa.

La debilidad del poder real durante la época de Carlos II y la incapacidad del propio monarca fueron a la vez causa y expresión de la decadencia de la Monarquía de los Austrias en España.

Las guerras sostenidas contra Francia se saldaron con sucesivas derrotas:

  • cesión del Franco Condado por la Paz de Nimega (1678),
  • pérdida de Luxemburgo por la Tregua de Ratisbona (1684),
  • invasión francesa de Cataluña (1691)…

La Paz de Utrecht (1713), que puso fin a la Guerra de Sucesión, puede considerarse como la culminación de esa decadencia, pues, a cambio de permitir la instauración de un Borbón en el Trono de España, austriacos e ingleses exigieron compensaciones territoriales a costa de España, que perdió sus posesiones en

  • los Países Bajos e Italia (que pasaron a Austria),
  • Gibraltar y Menorca (a Inglaterra).

Guerras con Francia: La tradición de las guerras continúa en este reinado, pero no por iniciativa española.

En la primera guerra, Luis XIV invade los Países Bajos españoles, con la excusa de que no había pagado la dote de su esposa, por ello se le llama la guerra de “la devolución”. El rey francés, además de vencer en numerosas batallas, busca alianzas con otros países con el fin de aislar a España.

En 1668, se firma la paz de Aguisgrán, por lo que Luis XIV devolvió el Franco Condado.

Luis XIV ofrece el Rosellón y la Cerdaña, a cambio de los P. Bajos, que le interesaban para su guerra particular con Holanda, pero España, se niega, y empieza la segunda guerra. Luis invade Holanda, que se alía con España, y el rey francés les aplasta con un ejército de 35000 soldados.

En 1678 se firma la paz de Nimega, por la que España pierde el Franco Condado y plazas en los Países Bajos.

En 1684, ante las continuas hostilidades francesas, se firma la Paz de Ratisbona, con la que se establecía una tregua de veinte años.

1678.- Paz de Nimega: el tratado hispano-francés integrante de la misma supone para España la pérdida del Franco Condado

1683-1684.- Luis XIV de Francia reanuda la ofensiva contra territorios españoles

1684.- Tregua de Ratisbona entre España (que pierde Luxemburgo) y Francia

Los franceses, atacan Cataluña, y España se alía con Inglaterra, Holanda y Suecia,

Por lo que el rey francés firma la paz de Reysmick, devolviendo muchos terrenos, pero no le importaba, porque su hijo Felipe, había de reinar en España. Con esto, terminó la tercera guerra.

1686.- España firma con otras potencias europeas el tratado constitutivo de la Liga de Augsburgo para hacer frente a la política expansionista de Francia

1697.- Paz de Ryswick: fin de la guerra de la Liga de Augsburgo 

Guerra de Sucesión

La muerte de Carlos II sin descendencia planteaba un problema de sucesión en el trono español. Varios fueron los aspirantes que decían tener derechos a la corona española. Luis XIV la quería para su nieto Felipe de Anjou mientras el emperador Leopoldo I de Austria la reclamaba para su hijo el archiduque Carlos. Ambos estaban emparentados con el monarca español. Tras numerosas intrigas el cardenal Portocamero logró de Carlos II un testamento antes de que muriera, a favor de Felipe de Anjou.

El peligro de que se rompiera el equilibrio europeo a favor de Francia hizo que una Gran Alianza formada por Inglaterra, Holanda, Portugal, Saboya y el imperio lucharan contra Francia y España defendiendo al archiduque Carlos. Dentro de España los catalanes, aragoneses y valencianos apoyaron a don Carlos considerándole representante del federalismo político de la corona de Aragón frente al nuevo centralismo de origen francés.

La guerra de sucesión empezó con las derrotas francesas en el Danubio, Flandes y Turín. A primeros de mayo de 1704 el pretendiente austriaco desembarcó en Lisboa y en octubre llegó a Barcelona donde estableció su corte siendo proclamado rey de España en Valencia, mientras un ejército anglo-portugués se apoderaba de Madrid que pronto caería de nuevo en manos de Felipe V.

Las campañas de 1710 en la Península decidieron el resultado de la guerra. Las batallas de Brihuega y Villaviciosa fueron favorables a Felipe V y dejaron relegado al archiduque Carlos a Barcelona. Poco después la muerte del emperador José I, convierte a Carlos en emperador de Austria. Ninguna potencia europea deseaba la unión entre Austria y España que llevaría a resucitar el imperio de Carlos V de forma que la Paz de Utrecht puso fin a la guerra de sucesión. Felipe V fue reconocido como rey de España, renunciando a sus derechos al trono de Francia. Pero el imperio español sufrió seria pérdidas: Austria se quedó con Flandes, Nápoles y Cerdeña; Saboya con Sicilia; Inglaterra con Gibraltar y Menorca. Inglaterra fue la gran ganadora, ya que además de las posesiones españolas y otras que tuvo que cederle a Francia, obtuvo importantes ventajas en el tráfico colonial concedidas por España como el monopolio, durante 30 años, para la importación de esclavos negros (Tratado del Asiento) y el derecho a enviar anualmente un navío de permiso a América del Sur, lo que fue el origen de todo tipo de abusos mercantiles.

Conclusión del declive español

Creo que el declive de España fue provocado por las ganas de poder y falta de responsabilidad que tuvieron los reyes anteriores a Carlos II y, él, sólo fue la culminación del proceso, al que también ayudaron los que le rodeaban. España tuvo su gran momento de gloria, riqueza y poder que de algún modo tenía que terminar, igual que después le tocaría a Francia.

 

About these ads

Sin Respuestas to “Guerras con Francia”

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.